Quebec, un destino americano con toques europeos

Quebec es una de las cosas que si o si hay que ver en Canadá. Situada a orillas del río San Lorenzo, en torno a una colina donde se eleva el hotel Château Frontenac (Castillo Frontenac), se ubica esta bellísima metrópolis de estilo francés (la mayoría de la población habla en Francés en esta región), con callecitas empedradas, casas añejas, abundantes palacetes e iglesias (católicas y protestantes) repartidas por toda la ciudad.

Foto Quebec

Por su particular identidad, el distrito de Old Quebec fue declarado como Patrimonio de la humanidad de la UNESCO. Como antiguamente fue una ciudad amurallada, las fortificaciones (un sistema de defensa creado por los franceses en 1608) se extienden por todo el casco antiguo, conservando su encanto a lo largo del tiempo. Entre los edificios más emblemáticos que podemos encontrar en esta antigua fortificación, se destaca la Citadelle, una fortaleza en forma de estrella construida después de la guerra del año 1812.

El mejor ejemplo de su encanto europeo es el barrio de Petit Champlain, con su arquitectura y su aire parisino, similar al del barrio Montmartre. Aquí se encuentra la Place Royale, uno de los lugares más bonito de la ciudad, repleto de restaurantes y tiendas muy pintorescas, donde se ubica la iglesia Notre Dame des Victoires (para mucho la más linda de la ciudad). Tirarse toda una tarde descubriendo sus rinconcitos es una las cosas que obligatoriamente hay que hacer en Quebec.

Petit Champlain es un pueblecito pintoresco en Quebec

Los principales atractivos turísticos urbanos que hay que ver en Quebec son la basílica de Saint Anne de Beaupré Shrine (de 350 años de antigüedad), los Páramos de Abraham (un espacio verde donde acuden los locales para disfrutar de actividades al aire libre), el Musée de la Civilisation (que exhibe la evolución de la sociedad a lo largo del tiempo) y el Musée National des Beaux-Arts (con una colección de más de 38,000 obras).

Foto de un cartel que indica museo

 

El Parliament Hill

Este hermoso edificios ubicado en la cima de una de las colinas de la ciudad, además de la sede de gobierno de Canadá, es un centro cultural y un parque para disfrutar del ocio. Inspirado en el Palacio de Louvre en París, está maravilla arquitectónica está adornado con 26 estatuas de bronce y una hermosa fuente central (Fontaine de Tourney), repartidas en sus parques y jardines. Vale la pena visitarlo tanto de día, como de noche, por su espectacular iluminación.

Foto de la fachada del Parliament Hill

 

El estilo europeo de los alrededores: La Isla de Orléans

Esta particular isla está ubicada muy cerca de la ciudad de Quebec. Se puede llegar tranquilamente en autobús, donde luego de atravesar el puente de entrada,  te encontrarás con numerosos puestos de horticultores de la región (al mejor estilo Francés), con más de 1.000 delicias locales para disfrutar. Lo recomendable para aprovechar el día, es hacer un paseo campestre a través de los pueblos, granjas, iglesias y casas antiguas, que podemos encontrar a lo largo de la isla.

 

Las cascadas de Montmorency

Una de las curiosidades de Quebec es que existe una cascada que es mucho más grande que las Cataratas de Niagara, a tan solo unos 15 minutos de la Ciudad. La cascada Montmorency, con sus 83 metros, es un fenómeno natural cautivante, que nos invita a disfrutar de la intensidad de la naturaleza, desde su teleférico, desde la escalera panorámica o bien desde el puente colgante que pasa por encima del salto.

Foto de las famosas cataratas de Montmorency en Quebec

 

Parque Nacional Jacques Cartier Park

Este paraíso natural es uno de los valles glaciares más hermosos de Quebec, ubicado a 50 kilómetros al norte de la ciudad. Esta imponente belleza montañosa dividida por increíbles valles y ríos, es un verdadero paraíso para los amantes de la vida en la naturaleza, donde puedes pasar unos días de camping y disfrutar de un paseo en las típicas canoas canadienses, de los mejores trekking de montaña, o bien, de un día de pesca deportiva (controlada por normas nacionales).

Parque Nacional Jacques Cartier Park en Quebec