Edimburgo, un destino por descubrir

Visitar Edimburgo es como viajar a la Edad Media. Sus callejones, castillos y monumentos se mantienen intactos desde aquel período histórico, sumado a su eterno clima color gris, sus patios medievales, parques bien cuidados, antiguas tabernas y pubs llenos de historias; esta sorprendente ciudad tiene tanta magia para descubrir como la que nos imaginamos. Pero lo especial de viajar no es solo soñarlo, sino “descubrirlo y vivirlo”. Por eso mismo aquí te contamos qué ver en Edimburgo, una de las joyas de Europa.

Imagen de músico tocando la gaita con atuendo escoces en un acantilado junto al mar

 

Descubrir sus castillos y palacios

En el corazón del Old Town, sobre una montaña volcánica formada por imponentes acantilados, se eleva el castillo de Edimburgo, el lugar más visitado de la ciudad por los turistas. Además de todos los misterios que esconde en su interior, los principales puntos de interés de esta fortaleza de la Edad Media son la Puerta de Foog, el Cañón de la Una en Punto, la capilla de Santa Margarita, la Piedra de Scone, los Honores de Escocia, el Mon’s Meg, la batería de Argyle y el Museo Nacional de la Guerra.

Imagen de una fuente un jardín y un castillo de fondo

Otro de los edificios más importante de la ciudad es el Palacio de Holyrood. Este palacio de estilo barroco del siglo XII, que antiguamente fue un monasterio anglicano, es la residencia oficial donde se aloja la reina de Gran Bretaña cuando está de visita por la ciudad. Rodeado de espectaculares jardines, los lugares más interesantes para ver dentro del recinto son los apartamentos de María Estuardo, el Gran Salón (Great Gallery) y la Abadía Agustina de Holyrood.

Foto de un jardín de un palacio

 

Callejear por los rincones de Edimburgo

Caminar por sus calles y callejones, visitar sus museos, perderse en alguna antigua librería, tomarse una pinta de cerveza o testear el típico whisky escocés en un pub, son algunas de las formas de absorber la verdadera cultura de Edimburgo.

La Royal Mile es la calle más famosa de la ciudad, repleta de museos, edificios históricos, tiendas tradicionales, cafés y pub´s. A lo largo de esta increíble avenida que atraviesa el centro histórico,  se desprenden como raíces de un árbol los famoso “closes”, pasadizos cubiertos que llevan a bonitos patios interiores, característicos de la arquitectura del medievo; y los “pends”, pendientes callejones que bajan desde la colina del castillo.

Foto de una calle principal con edificios personas caminando y cabinas de teléfono

Otra de las calles más maravillosas de la ciudad es Victoria Sreet. Esta avenida es sin duda otra de las postales simbólicas del Old Town de Edimburgo, con pequeños edificios antiguos, pintados con los típicos colores opacos britanos. Se dice que J.K. Rowling se inspiró en esta calle y sus callejones para crear algunas escenas de la famosa saga Harry Potter.

Foto de pequeños edificios de colores

Al finalizar esta calle, llegamos al Grassmarket, ubicado justo debajo del castillo de Edimburgo. Esta emblemática plaza de la ciudad, es una reconocida zona de pub´s y restaurantes, que funcionan durante todo el día y parte de la noche.

Foto de edificios con bares en Edimburgo

Alejarnos un poco del centro histórico para recorrer un característico barrio escoses, es otra de las cosas para hacer en Edimburgo. La Dean Village, a orillas del río Water of Leith, es una pequeña aldea convertida en un atractivo barrio, con puentes y casas de piedra, rodeada de una hermosa vegetación. Entre sus calles podemos encontrar el Cementerio Dean, el Dean Bridge y la Galería Nacional Escocesa de Arte Moderno.

Foto de un río con casas antiguas de piedra a sus costados

 

Perderse en New Town

La Princes Street es la arteria principal del New Town de Edimburgo. Es la avenida principal, repleta de peatones, buses y tranvías que circulan todo el tiempo, para todas partes. Llena de negocios y tiendas de cadenas internacionales.

Foto de una gran avenida con edificios antiguos

En la parte sur, menos caótica que la parte norte, nos topamos con el Princes St Gardens. Los jardines son ideales para pasear durante los días de buen tiempo, y aprovechar para contemplar relajadamente de las vista de la ciudad vieja.

Foto de un gran parque con una la ciudad de fondo

Continuando camino por la avenida Princes St. hacia el este, encontramos Calton Hill. Una pequeña colina desde donde se toman las fotos con las mejores vistas de todo Edimburgo. Desde la cima, en primer plano, vemos el monumento a Dugald Stewart y la torre del hotel Balmoral. En el horizonte, podemos captar increíbles vistas del Old Town y el Castillo de Edimburgo.

Foto de una colina con un monumento y una gran vista de la ciudad

¿Te lo vas a perder?