5 jardines mágicos que puedes ver en España

Hay lugares en España que son excepciones de la naturaleza, sitios únicos que, en ocasiones, pasan totalmente desapercibidos en nuestras visitas turísticas. Sin embargo, ahí están, esperando a ser visitados y mostrarte todos sus encantos. Hablamos, claro, de los jardines mágicos que están repartidos por toda la península y también nuestras queridas islas. 

Hubo un momento, en un lugar de nuestra historia, en el que a alguien, en un chispazo de lucidez, se le ocurrió crear un jardín mágico, uno de esos puntos en el mapa donde se junta la belleza, la originalidad y un remanso de paz. Aquí tienes unos cuantos que puedes ver en España y que no te debes perder.

1.- Jardín de cactus (Lanzarote)

LANZAROTE

¿Quién podría pensar que existiera un jardín de cactus y que, además, no estuviera en un lugar de centroamérica sino en España? En Lanzarote podemos encontrar una auténtica maravilla fruto del sueño del escultor César Manrique, que, no contento con todo lo que había aportado ya a la isla, decidió hacer este atípico jardín de cactus en una antigua rofera; es decir, en una antigua cantera de las que se extraen áridos.

Actualmente, según el departamento de turismo de la isla, “el Jardín de Cactus acoge alrededor de 4.500 ejemplares de 450 especies diferentes agrupados de 13 familias de cactus llegados desde los cinco continentes”.

2.- La Concepción (Málaga)

Jardines-malaga

Otro de los jardines mágicos que hay que visitar en alguna de nuestras visitas es el de La Concepción, en Málaga. Este espacio, que está un poco alejado del centro de la ciudad (se puede ir en la línea 2 de metro), combina dos partes: el jardín histórico, situado en el centro, y el jardín botánico, que lo rodea.

Se pueden visitar los dos, y ambos son increíbles. En toda la finca donde están ubicados se pueden observar más de 3.000 especies naturales distintas, aunque, por encima de todas, destacan los árboles centenarios de ficus, araucarias, cusuarinas, magnolios, pinos, cipreses y cedros. La tarifa ordinaria individual son 5,20€ por persona, y los domingos la entrada es gratuita.

3.- Jardín de la Marquesa de Arucas (Las Palmas de Gran Canaria)

Jardín Botánico de la Marquesa de Arucas

Volvemos a las Islas Canarias, porque en Las Palmas de Gran Canaria también podemos encontrar otro de estos jardines mágicos. Se trata del Jardín de la Marquesa de Arucas. La historia, recogida en su página web, recoge que “todo empezó en torno al palacete de verano de Don Ramón Madam y Uriondo, primer Marqués de Arucas, hacia el año 1.880, cuando se iniciaron con él las primeras plantaciones de especies vegetales, propias y foráneas”.

Lo más curioso es quién cuida el Jardín. Tal y como explican, es “un grupo de empleados de la Marquesa, (cocineros, ayudantes, camareros, jardineros, limpiadores, peones)”, los que “empeñados en compatibilizar las actividades, aparentemente opuestas, como la Jardinería Botánica y la Gastronomía.”, mantienen a flote el jardín. Para visitarlo hay que pedir cita previa online.

4.- Jardines de Alfabia (Mallorca)

alfabia

En la isla de Mallorca destacan los Jardines de Alfabia, un conjunto formado por una casa donde se celebran bodas, bautizos, comuniones y todo tipo de eventos, con un jardín botánico romanticista. En su interior se pueden encontrar palmeras, palmitos y agua, mucha agua, porque si hay algo por lo que destacan los Jardines de Alfabia son los juegos que hacen los riachuelos, cascadas y canales de agua.

5.- El Generalife (Granada)

generalife

Dentro del conjunto monumental de La Alhambra se puede visitar El Generalife, los jardines que rodean a las mansiones del lugar y que son la prueba del romanticismo, la sensualidad y el buen gusto por la belleza y la calidad que tenían los árabes que allí habitaban.

Puedes entrar a El Generalife con la entrada general para visitar La Alhambra y, si tienes suerte y están encendidas las fuentes, podrás disfrutar de un plus dentro de lo ya espectacular que es de por sí toda la zona.