Las cápsulas de Laponia para ver las auroras boreales

Cierra los ojos e imagínate, por un momento, que estás en una extensa llanura repleta de nieve, con frío polar en el exterior y tú estás refugiado dentro de una cabaña con sauna, chimenea y perfectamente equipada para soportar las temperaturas polares mientras ves las auroras boreales ¿Te atrae la idea?

Si tu respuesta ha sido sí, entonces estás destinado a visitar en algún momento de tu vida el resort de hoteles Kakslautten, en Laponia, un conjunto de pequeñas cápsulas familiares situadas a tan solo 250 kilómetros del círculo polar ártico. ¿De qué puedes disfrutar por la zona?

1.- El entorno natural

iglut

Kakslautten se encuentra al norte de Finlandia, en una de las pocas tierras casi vírgenes que quedan en el Planeta. Es, eso sí, una de las zonas más limpias y cuidadas de toda la Tierra y, muestra de ello, es que los Samis, la población original de esta zona, sigue viviendo en estas tierras como sus antepasados.

El lugar donde se asientan las cápsulas residenciales en las que te puedes alojar fue elegido casi al azar. Tal y como explican, fue en el verano del 73 cuando Jussi, un joven que pescaba por la zona, se tuvo que quedar a dormir en la zona porque cayó la noche. Se sintió tan cómodo que pasó allí el verano en una tienda de campaña. Al año siguiente ya había montado la primera cabaña de madera, y así fue creciendo hasta lo que se ha convertido hoy en día.

2.- Los alojamientos

majoitus

Durante los más de 40 años que llevan en activo, los alojamientos han sufrido cambios y evoluciones en función de lo que pedía la gente. Existen varias opciones en función de los gustos de cada uno.

Iglús de cristal

Ideales si lo que quieres es tener una visión 360 del cielo de Laponia y aprovechar para ver las espectaculares auroras boreales si tienes suerte de haya justo cuando estás allí. Pueden ser para dos o para cuatro personas y, eso sí, olvídate de la intimidad.

Iglú de kelo y cristal

kelo-glass-igloo

Si quieres tener un poco más de privacidad, esta opción deja una parte de la cabaña en modo iglú de cristal pero la otra está cubierta por madera, con ventanas y más recogida. Una opción media ideal. También hay cabañas sin iglú.

Iglú de nieve

Un iglú clásico, cubierto de nieve que funciona como capa protectora de las temperaturas exteriores. Así, afirman que aunque fuera haya 40 grados bajo cero, en el interior del iglú la temperatura siempre estará entre los 3 y los 6 grados bajo cero. Para soportar ese frío te ayudan con todo el equipamiento.

Suites Queen

Se acabó pasar frío. En estas cabañas estarás casi como en un hotel, con todo tipo de lujos, como un jacuzzi en la habitación, una sauna, chimenea, y todo eso rodeado de la naturaleza espectacular de la zona.

3.- Las actividades

kakslauttane

Pero estar en aquella zona tan auténtica del Planeta no es para disfrutar únicamente de la noche y las auroras boreales. Si viajas cuando ya hay algo de luz, existen multitud de opciones de ocio disponibles relacionadas con la naturaleza.

Safari con animales: tanto con perros Husky especializados en este tipo de travesías y clima, como con renos, propios de la zona. Desde luego una opción sostenible y que, por supuesto, no contamina el entorno natural.

Safari motorizado: una opción un poco más robusta. Puedes hacer una travesía tanto en moto de nieve como en un tanque de nieve, que se puede meter por lugares insólitos mientras el viajero va cómodamente sentado en el vagón panorámico mirando el paisaje.

snow_tank

De pesca: haz un agujero en el Lago Inari y ponte a pescar en un entorno incomparable. Además, a la vuelta al resort te podrán cocinar lo que hayas pescado, siempre que no quieras volver a dejarlo en libertad, claro.

Al rompehielos: desde Kakslautten te organizan la excursión hasta uno de los rompehielos más famosos, el Sampo, desde el cual te puedes bañar en las frías aguas del Ártico siempre protegido por ropa especial preparada para la ocasión.