Palacios y castillos reales de Europa que siguen habitados

Las familias reales de Europa siguen haciendo uso de palacios y castillos reales en los que viven de manera habitual o de manera esporádica durante los meses de verano. Este es un recorrido por alguno de los mejores que se siguen utilizando een la actualidad.

1.- Palacio de Marivent (Palma)

marivent

¿Te suena, verdad? Es el palacio donde veranea la Familia Real española desde 1973, poco antes de que el rey emérito Don Juan Carlos accediera al trono de España. Aunque no pertenece a Patrimonio Nacional y, por tanto, no ha sido posible visitarlo durante todo este tiempo, los nuevos aires en el reinado de Felipe VI han hecho que a partir de 2017 se puedan visitar sus jardines de forma gratuita, aunque no en Semana Santa o mientras la Familia Real se encuentre en su interior.

La Familia Real también utiliza otros palacios, como el Palacio Real para realizar recepciones oficiales como la del 12 de octubre, o el Palacio de la Zarzuela, donde tienen ubicada su residencia habitual y no se puede visitar.

2.- Palacio de Balmoral (Reino Unido)

balmoral

A pesar de ser nonagenaria, la reina Isabel II no pierde ocasión para visitar sus múltiples palacios y castillos. El de Balmoral, situado en Aberdeenshire, Escocia, es su residencia de verano, ahí donde la reina se pone las pantuflas de andar por casa y queda con sus amigos de toda la vida para tomar el té de las cinco y hablar de lo divino y lo humano.

Pero no solo utiliza este. Como bien es sabido, su residencia habitual es el Palacio de Buckginham, en pleno centro de Londres y rodeado por magníficos parques con patos y cisnes. También usa el Palacio de Holyrood, situado en Edimburgo, cuando va de visita a Escocia y, por supuesto, el Castillo de Windsor, también en Londres, donde suele descansar los fines de semana.

3.- Palacio Huis ten Bosch (Países Bajos)

palacio-huis-ten-bosch

Residencia oficial de la Familia Real de los Países Bajos, el complejo está formado por cuatro edificios y actualmente tan solo vive en ella la Princesa Beatriz. El rey Guillermo Alejandro, la reina Máxima y sus hijas, las princesas Amalia, Alexia y Ariane viven a 15 kilómetros de allí, en la Villa Eikenhorst.

Pero volviendo al Palacio Huis ten Bosch, hay que apuntar que este no es visitable, pero se puede ver bien desde la carretera, y está rodeado de grandes espacios de vegetación que, sin duda, lo hacen un lugar único para vivir.

4.- Palacio de Amalienborg (Dinamarca)

amalienborg

El Palacio de Amalienborg es el lugar de residencia de la Familia Real danesa tan solo durante los meses de invierno. En realidad, se trata de un conjunto de cuatro palacios unidos y con un nexo en común, la estatua de su fundador, el rey Frederick V, que se erige en el centro de la plaza de Amalienborg.

Durante los meses de verano, la Familia Real danesa se traslada hasta el Palacio Marselisborg, en la ciudad de Aarhus. Cuando están allí, cada día se produce un cambio de guardia que, junto con los increíbles jardines transitables que lo rodean, hacen de este lugar un sitio más que atractivo para ser visitado.

5.- Castillo de Ciergnon (Bélgica)

ciergnon

Aquí pasan las vacaciones de verano la Familia Real belga, y lo ha hecho desde siempre, desde que el rey Leopoldo II lo ordenara construir en las tierras que había comprado su padre, Leopoldo I. Aún hoy mantiene en activo otra de las funciones para la que fue construido, que no es otra que servir como residencia del coto de caza en el que está ubicado, con un frondoso bosque lleno de animales a su alrededor.

6.- Palacio de Grimaldi (Mónaco)

grimaldi

Se podría decir que este palacio es el corazón de Mónaco, donde vive su Príncipe desde el S.XIII. Situado sobre una roca a 60 metros de altura desde el mar, este palacio ha visto pasar por sus salas a personas tan glamurosas como la actriz Grace Kelly y, actualmente, sigue estando habitado por el Príncipe Alberto de Mónaco y su familia.