Otoño en Budapest: El Festival del Pálinka y las salchichas

Budapest, la capital y la ciudad más grande Hungría, acoge del 2 al 4 de octubre el Festival del Pálinka y las salchichas, un momento especial en el que toda la ciudad se engalana para estos días festivos que dan casi la bienvenida al otoño.

Budapest es, por idiosincrasia, la perla del Danubio. Una ciudad romántica por antonomasia, con la belleza de la vieja Europa que aún guarda en si misma edificios clásicos, calles mágicas y lugares recónditos donde perderte para disfrutar de una de las ciudades más bellas del continente. Del 2 al 4 de octubre acoge el Festival del Pálinka y las salchichas. El Pálinka es la bebida típica de Hungría y para acompañarla, claro, lo mejor es hacerlo con una buena salchicha húngara. Pero, durante esos días, puedes ver estos lugares de Budapest.

1.- Parlamento de Budapest

parlamento-budapest

Es el edificio más grande Budapest y el más representativo de la ciudad. Fue construido entre 1884 y 1902 y aunque hasta hace unos años era bastante complicado gestionar una visita a su interior, desde 2014 se pueden reservar las entradas por internet a un precio que ronda los 6,5€. Dentro te quedarás maravillado con la belleza de sus salones, de sus techos y de los muebles que lo componen donde, desde luego, no han escatimado en gastos.

2.- Castillo de Vajdahunyad

vajdahunyad

La historia de este lugar, situado en el parque de la ciudad, es peculiar. En un primer momento fue una réplica en madera del castillo de Transilvania, en Rumanía, pero gustó tanto que, finalmente, decidieron construirlo en piedra y a tamaño real. Hoy en día alberga el Museo de Agricultura y si decides pasear por sus alrededores no fallarás, puesto que el castillo está rodeado de lagos y de amplias praderas que hacen de este sitio un punto de visita indispensable.

3.- Castillo de Buda

castillo-de-buda

Situado en lo alto de la colina de Buda, el Castillo de Buda es uno de los lugares más característicos de Budapest. Aunque en un primer momento sirvió como Palacio Real para la residencia de la familia real húngara, actualmente tiene otros usos. Así, ahora mismo alberga la Biblioteca Széchenyi, el Museo de Historia de Budapest y la Galería Nacional Húngara. Forma un increíble conjunto con el Puente de las Cadenas y lo más recomendable es subir hasta lo alto de la colina en el funicular y después bajar andando con un agradable paseo.

4.- Citadella

citadella_-_budapest

En la Colina Gellért se erigió hace más de 150 años la Citadella de Budapest, una increíble fortaleza en lo alto de la montaña que servía para defender el municipio de las invasiones a través del río Danubio. Hoy en día el carácter defensivo se ha perdido, pero ha dejado un lugar espectacular para observar la ciudad desde lo alto y ver, por ejemplo, cómo serpentea el gran Danubio en su recorrido por Budapest. Otra de las opciones es quedarse en lo alto de la colina hasta que se pone el sol y disfrutar de una increíble y romántica puesta de sol.

5.- Teatro Nacional de la Ópera

opera-budapest

En este edificio neorrenacentista de 1884 se pueden contemplar cuadros clásicos de artistas húngaros como Bertalan Székely, Mór Than o Alajos Stróbl, o disfrutar de las vistas de un espacio que alberga 1261 localidades en una de las óperas que está considerada como la mejor acústica de toda Europa.

6.- Iglesia de Matías

iglesia-matias

La Iglesia de Matías es el sitio donde, durante siglos, fueron coronados los sucesivos reyes de Hungría. Por fuera te sorprenderán los detalles de arquitectura gótica que tiene y, por dentro, y si puedes, espera a que haya una misa para poder disfrutar del espectacular sonido del órgano principal. Una experiencia única que no puedes dejar pasar.