Luna de miel por los parques de Costa Rica

¿Qué te parece la idea de una luna de miel por los parques de Costa Rica? El pequeño país centroamericano tiene una considerable parte de su territorio protegido bajo la clasificación de Parque Nacional o Reserva Biológica y es un destino ideal para los amantes de la naturaleza. Si éstos están de viaje de novios, la experiencia incluso ganará intensidad y satisfacción.

Por supuesto, Costa Rica no limita sus encantos a los parques; también ofrece historia, playas, aventura, gastronomía, cultura, folklore y el encanto amable de sus gentes. Todo ello constituye un paquete de atractivos que la ha permitido abrirse un hueco en los catálogos de viajes como destino interesante y cada vez más demandado.

Ahora bien, es cierto que son sus parques, que ocupan un 25% de los 51.100 kilómetros cuadrados de su superficie. Ésta es la gran baza turística del país, como demuestra el hecho de que los ingresos por ecoturismo superan lo que se calcula que produciría la explotación de sus riquezas.

Parques que, además, son muy variados entre sí, con ecosistemas diferentes debido a la riqueza natural y geográfica de esta nación: desde los abundantes volcanes que tachonan su orografía a la selva tropical, pasando por el bosque húmedo o el océano mismo, puesto que, curiosamente, Costa Rica posee más superficie marítima que continental.

Si hemos conseguido despertar tu atención hacia ese pedazo de tierra, descubierto por Cristóbal Colón en su cuarto viaje (1502) pero habitado ancestralmente por pueblos como los chorotegas, huetares, borucas, bribris, cabecar, guaymíes y guatusos, entre otros, apunta nuestra propuesta para tu luna de miel por los parques de Costa Rica.

Se trata de un paquete vacacional llamado precisamente así que te permitirá viajar con tu pareja durante 12 o 14 días visitando algunos de los lugares de más renombre: San José, P. N. de Tortuguero, Volcán Arenal, Monteverde y Rincón de la Vieja, más una extensión a Guanacaste.

San José es la capital, punto principal de entrada al país. Desde allí, te trasladarás a la costa caribeña para conocer Tortuguero, una selva que se suele recorrer en lancha por sus canales fluviales y que es famosa porque en sus playas desovan las tortugas marinas, todo un espectáculo si tienes la suerte de poder contemplarlo -no es raro-.

El Volcán Arenal, situado en la zona central, está activo y resulta espectacular verlo de noche cuando arroja rocas incandescentes. Pero, además, de día se puede acceder a pie hasta uno de sus collados, manteniendo la distancia de seguridad a la que obligan sus emanaciones gaseosas. En las cercanías hay aguas termales (Tabacón) y la bellísima catarata Fortuna.

Monteverde contrasta radicalmente con lo anterior gracias a su bosque nuboso, una zona forestal a 2.000 metros de altitud, intensamente verde y llena de vida, que tiene el atractivo especial de poder recorrerse por la parte alta de sus árboles, de copa en copa, gracias a las pasarelas instaladas ad hoc que se alternan con emocionantes tirolinas.

Rincón de la Vieja en un sitio enclavado dentro del Área de Conservación de Guanacaste; un Parque Nacional asomado al Pacífico que también tiene su volcán y donde viven cientos de especies animales y vegetales. Guanacaste, por cierto, es Patrimonio de la Humanidad desde 1999 y está formado por un conjunto de parques nacionales que suman 1.470 kilómetros cuadrados. Además, hay magníficas playas para rematar la estancia en tan paradisíaco rincón en plan relax.

El paquete Parques de Costa Rica tiene precios a partir de 1.645 euros, incluyendo vuelos desde Madrid y Barcelona con traslados, estancias en hoteles de 3* 4* y 5*, 10 desayunos, 3 almuerzos y 2 cenas (bebidas no incluidas). También servicio guiado de habla castellana-portuguesa. Las visitas y excursiones son, según programa, con guía local. Además, seguro y set de viaje.

Recuerda que los viajes de novios gozan de unas condiciones extra: hasta 17% descuento, regalo de una noche con encanto y la posibilidad de elaborar una lista de boda on-line.