5 destinos para una luna de miel inolvidable en México

México combina distintos factores que lo convierten en un destino ideal para una luna de miel hecha en el cielo: fantasía, misterio, exotismo y un clima privilegiado. Teniendo estos factores en cuenta, si estás buscando sitios para planear tu viaje de novios, te sugerimos 5 destinos mexicanos, algunos muy conocidos y otros por descubrir, pero todos perfectos para asegurarte una luna de miel y unas vacaciones que recordarás por siempre.

Los Cabos, Baja California

Los Cabos es uno de los rincones turísticos más exclusivos e importantes del país. Ubicado en el extremo sur de la Península de Baja California, su mayor atractivo se encuentra entre San José del Cabo y el Cabo San Lucas. Se trata del Corredor, 33 kilómetros de desarrollos turísticos en primera línea de mar, espectaculares playas, campos de golf y la mejor gastronomía, en un ambiente que se debate entre el encanto de un tranquilo pueblo mexicano de San José del Cabo y la animada marina, centros comerciales y vida nocturna de Cabo San Lucas.

Holbox, Quintana Roo

holbox

Esta pequeña y no tan conocida isla a 10 kilómetros de la Península de Yucatán, es un territorio reserva de la biósfera y área protegida, especial para los que buscan tranquilidad, descanso y turismo de aventura. Accesible únicamente a través de ferry, la isla no tiene calles pavimentadas (todas son de arena blanca) y los medios de transporte son carritos de golf o bicicletas. Si buscais entrar en contacto con la naturaleza más virgen del Caribe, este es vuestro destino.

Riviera Maya

Como destino turístico, la Riviera Maya no necesita presentación. Comprende 130 kilómetros de litoral entre Puerto Morelos y Punta Allen y sin duda es uno de los destinos más románticos de México. Playas blancas de aguas cristalinas, así como la mejor oferta gastronómica y de spa y wellness os esperan en un viaje a Riviera Maya, muy cerca de impresionantes yacimientos arqueológicos y en un entorno natural único e irrepetible.

Guanajuato

guanajuato

Guanajuato es una opción para celebrar una luna de miel diferente. Ubicada en el centro de México, esta pequeña ciudad universitaria de intensa vida cultural fue declarada Patrimonio de la Humanidad en 1988, reconociendo numerosos tesoros culturales y monumentos entre los que destacan la Alhóndiga de Granaditas y la estatua de El Pipila. Su mayor encanto reside en sus calles pintorescas y estrechas, donde se recomienda hacer el recorrido de las “callejoneadas”, una visita guiada que expone las leyendas, bromas, canciones y bailes de la romántica ciudad.

Riviera Nayarit

Aunque no tan conocida como la Riviera Maya, los 290 kilómetros de franja costera de la Riviera Nayarit se ubican en un entorno espléndido de la costa mexicana del Pacífico. Hoteles a primera línea de mar, pintorescos pueblos de pescadores, deportes y actividades acuáticas, spas de lujo, compras y una gran variedad de actividades en la naturaleza como nado con delfines o avistamiento de ballenas, la Riviera Nayarit es otro rincón mágico de un país que tiene de todo que ofrecer para que vuestra boda tenga el mejor desenlace posible.